Trucos para adaptar a tu nueva mascota


En caso de tener otro gato u otro perro en casa debes hacer una presentación del nuevo miembro de la familia y su respectiva adaptación de acuerdo al comportamiento de cada mascota, en caso de tener un gato y traer otro a casa es recomendable hacer primero un chequeo médico completo para cerciorarnos que esté en óptimas condiciones de salud y que no vaya a causar enfermedades en el gato que ya tenías en casa.

Prepara un lugar seguro, los primeros días se recomienda una habitación cerrada con sus cosas para que el gato se vaya acostumbrando a su entorno y nuevos olores, luego deberás acostumbras a ambos al olor del otro esto se puede lograr haciendo intercambio de sus cosas cómo lo son sus mantas, sus camas o incluso cambiarlos de habitación.

Cuando el nuevo gato esté relajado los podemos empezar a presentar, lo ideal es dejarlo en un guacal para que se puedan oler tranquilamente sin riesgos, se recomienda repetir esta operación varías veces, es posible que inicialmente se gruñan y suele ser muy común.

Luego viene la presentación frente a frente cuando se hayan visto a través de un guacal y se hayan acostumbrado al olor del otro se dejan libremente en una habitación o un lugar de la casa neutro, es importante que en este primer encuentro cada gato tenga una vía de escape y no se sientan obligados a estar con el otro gato.

Cuando se encuentren juntos se debe estimular positivamente a ambos, para esto puede usar galletas de premios o simplemente caricias.

Tú como dueño, debes estar tranquilo en todo momento ya que los gatos son muy receptivos y si sienten el miedo pueden portarse de manera agresiva o indeseada.

En el caso de presentar un gato a un perro es mucho más fácil pues estos suelen ser menos territoriales y suelen aceptarlos más rápido, debes presentarlos con seguridad que el perro conozca al gato dentro de un guacal, debes permitir que se olfateen, mantén la calma, si el perro se pone nervioso o ladra no lo regañes porque lo asociará a un estímulo negativo o castigo, se debe ignorar el comportamiento y premiarlo cuando esté tranquilo, deja que el gato explore y supervisarlos para saber que estén bien hasta que estos interactúen entre sí sin generarse daños.

Dejar un comentario