Bañar a nuestro gato, ¿Es necesario?


Todos hemos pensado en bañar a nuestro gato, los gatos son animalitos muy limpios y se acicalan todos los días manteniendo su pelo en buen estado, sin embargo es recomendable bañarlo cuando sea necesario, pero recuerda que no podemos abusar del baño en los gatitos ya que pueden perder los aceites naturales de su piel que los ayuda a mantener su salud.

Bañas a Nuestro Gato

¿Cuando debemos bañar a nuestro gato?

  • Cuando el gatito se ensucia accidentalmente con un producto nocivo para su salud.
  • Cuando necesite algún tratamiento a través del baño como desparasitación o shampoo para alergias.
  • Cuando sale a la calle y no se puede limpiar por si mismo.
  • Dependiendo de su raza, adaptación y clima se les debe realizar baños si su pelaje es largo o semi largo.

¿Cómo bañar a nuestro minino?

  • Se recomienda cortar las uñas antes de bañarlo para reducir los daños personales.
  • Utilizar un espacio adecuado para el, lo mas importante es que sea cómodo para ambos y se ajuste al tamaño del gatito.
  • Usar guantes para evitar los rasguños y tener un mejor manejo del gato.
  • Debes usar un shampoo especial para el, no es recomendable usar de humanos ni de perros, esos no son adecuados para el PH de su piel, y pueden sufrir efectos como irritación o perdida de pelo.
  • Toma una toalla y escurre suavemente la mayor cantidad de agua del pelaje, envuelve a tu gato y frótalo suavemente.

Recomendaciones

  • No bañes a tu gato más de una vez cada dos semanas. Los baños excesivos pueden eliminar los aceites protectores de su pelaje, haciendo que se vea opaco.
  • Recompensas: Recompensa a tu gatito con: golosinas, caricias o con palabras, el refuerzo positivo, le hará relacionar cada proceso del baño con algo bueno y divertido.
  • Si nuestro gato se niega a ser bañado y no hay forma de convencerlo, existen otras formas de limpiarlo como utilizando el shampoo en seco.

Si tienes a tu gato desde pequeño, aunque no lo necesite porque es muy limpio, puedes acostumbrarlo desde pequeño al baño, es más fácil enseñar a un gatito joven a no tener miedo del baño que a un gato ya mayor.

Dejar un comentario